Follow by Email

martes, 28 de febrero de 2012

El Incesto

Proviene del latín incestus[]  que significa no casto, se define negativamente como no puro y en la raíz etimológica contiene la amenaza del castigo. Consiste en la práctica de relaciones sexuales entre individuos relacionados entre sí, bien sea mediante alianza (parentesco por afinidad, matrimonio) o mediante consanguinidad (parentesco biológico o consanguíneo).

Abuso Sexual Incestuoso (ASI) o Incesto
Kemper quien define ASI como “la implicación de niños y adolescentes, dependientes e inmaduros en cuanto a su desarrollo, en actividades sexuales que no comprenden plenamente y para las cuales son incapaces de dar un consentimiento informado y que, asimismo, violan los tabúes sociales o los papeles familiares”. Particularmente define el Abuso Sexual, como aquella situación en que el adulto utiliza su interrelación con un menor (en relación de sometimiento) para obtener satisfacción sexual, en condiciones tales en que el o la niña son sujetos pasivos de tales actos, y pierden la propiedad sobre sus propios cuerpos.
Teorías explicativas del Incesto
a. Modelo Intrapersonal
El padre incestuoso ha sido caracterizado como un hombre de inmadurez afectiva y psicosexual; es tímido e inhibido con las mujeres. La tendencia a establecer sus contactos sociales y sexuales dentro de la familia es denominado endogámico, ya que no es capaz de desarrollar lazos fuera de la misma, muchas veces disconforme con su cónyuge, persigue a la hija por qué no se atreve a entablar relaciones con otras mujeres; además, se le adjudica una hiper sexualidad unida a una moral tradicional; entonces, ante cualquier ausencia temporaria o enfermedad de la esposa, busca el sustituto m{as cercano y fácil de seducir a las hijas mayores; extendiéndose luego la relación a las otras hijas. También se le identifica al incestuoso como un hombre de baja inteligencia, problema psicomotrices y otras anormalidades o disminuciones físicas.
b. Modelo Socio Cultural
Dentro de esta corriente se ha sostenido que la persona que comete incesto no tiene particularidades especiales y por lo tanto, los motivos de tal acto estarían en la organización de la sociedad. Así, muchos autores asocian el abuso sexual con el bajo nivel socio económico de los victimarios; consideran otros factores concomitantes como el aislamiento geográfico, promiscuidad, bajo el grado de instrucción y poca interacción fuera de la familia, unido a la ignorancia de las reglas morales en razón del retraimiento social. En esta dirección puede incluirse el llamado “padre-Patrón”, en cuya concepción el padre incestuoso no tiene estigmas psíquicos ni sociales, sino que tiene particularidades culturales. Es el padre que comete incesto porque está convencido de la disponibilidad sexual de los propios hijos, la que solo constituye un aspecto de la total disponibilidad al a cual se halla sujeta toda la familia. Es un padre que interpreta las relaciones familiares en términos de absoluto dominio, el que supone, por ejemplo, su derecho a verificar la virginidad de la hija y a la aplicación de un control despótico sobre las relaciones de sus vástagos.
c. Modelo Psico - social
Se incluye de esta orientación el llamado “incesto marital”, en el cual, por una evaluación de la relación padre e hija compartida durante muchas horas, surge el amor carnal y la ternura, llegando a ser verdaderos amantes. Otros autores se refieren a una familia con una cultura sexual “desenvuelta” y minimizan la importancia de la privacidad; los hijos presencian las relaciones entre sus padres y se debilita la fuerza del tabú del incesto. En este sentido, se ha llegado a afirmar la posibilidad de una evolución histórica de incesto a partir de los nuevos hábitos que conducen a una mayor naturalidad en la relación de los padres e hijos modernos.
El incesto también es explicado, dentro de esta corriente, como el resultado de la desorganización familiar, aparece solo como un aspecto dentro de una situación completamente caótica.
Igualmente representa una explicación Psicosocial el sostener que el incesto se produce cuando la hija asume prematuramente el rol de adulta y de “pequeña madre dentro de la familia”, abandonando, paralelamente, la esposa o compañera. Este cambio de rol implica para la hija una especial relación con el padre, de tipo conyugal.
LA PREVENCIÓN
No existen manifestaciones de conducta específicas que puedan demostrar la existencia de abusos sexuales o incesto, sin el examen minucioso y prolijo de un profesional entrenado. Sin embargo, existen factores insertos en el estilo de vida de la familia que se encuentran muy relacionados con el abuso sexual infantil o el incesto. La presencia, en la familia, de uno de estos indicadores orientará y facilitarán la detección e investigación de estos casos para su prevención.
INDICADORES DE RIESGO
• Solteros(as) maduros. Este es un indicador válido sólo para el caso de incesto. Existencia de miembros de la familia, nuclear, extensa o política, que a pesar de estar en condiciones materiales y etáreas, no han podido constituir una pareja estable o tienen mucha dificultad para hacerlo; poniendo en evidencia, la dificultad en pasar de la endogamia a la exogamia. Podemos citar el caso de los “novios eternos”.
• La pareja constituida tiene una diferencia de edades muy significativa. Que suscitan comentarios populares de: “Te has casado con tu papá” o “con tu mamá”.
• Colecho y cohabitación. El colecho se produce cuando uno de los padres o ambos duermen en la misma cama con el hijo(a) o los hijos(as). La cohabitación se da cuando los padres comparten la misma habitación con sus hijos(as).
• Roles confusos en la familia. Padre o madre que dependen en todo momento y edad de los hijos(as) sin motivo que lo justifique. El hijo o la hija hacen las veces de padre o madre, procurando protección y sustento a los padres que funcionan como hijos.
También cuando se dan roles invertidos, la madre hace el papel del padre y el padre hace el papel de la madre.
Así mismo, cuando los hermanos(as) mayores crían a sus hermanos(as) menores, asumiendo el papel de padres. O cuando la esposa hace de madre del esposo que actúa como hijo o viceversa.
• Sexualidad de la pareja insatisfactoria o ausente, porque está interferida por los conflictos emocionales de sus miembros. Disfunciones eréctiles, anorgasmia, entre otros.
• Celos de uno de los padres por el enamoramiento de sus hijos(as). La familia impide o dificulta sistemáticamente el enamoramiento de sus hijos(as).
• Trabas a que el hijo(a) pueda constituir un grupo de pertenencia (amigos, amigas) fuera de la familia. Restricciones inmotivadas a participar y disfrutar de la vida social.
• Padres “tocadores”. Realización de caricias exageradas de padres hacia los niños(as). Besos en la boca entre padres e hijos(as).
• Al interior de la familia niños(as) “tocadores”. Tocan zonas erógenas, (pecho, genitales, glúteos, piernas) de uno de los padres (generalmente, de la madre) o de ambos, también de adultos que visitan la casa.
• Padres e hijos(as) juntos bañándose desnudos. También padre, madre que bañan a sus hijos(as) hasta edades en que el niño o niña puede ya valerse por sí mismo(a).
Se puede prevenir o detectar un caso en el cual un niño o niña está siendo víctima de abuso sexual, al observar cambios en su comportamiento pues el (la) menor que está viviendo una situación de abuso sexual presenta ciertos signos que pueden evidenciarse y se debe tomar en cuenta con prontitud:
·         Dificultad para caminar o sentarse.
·         Dolor, picazón o malestar continuo de la zona genital o rectal (inflamación, irritación enrojecimiento o flujo)
·         Ropa interior destruida, sucia o manchada de sangre.
·         Infecciones urinarias.
·         Dolores de estómago.
·         Pérdida del apetito.
·         Se asea los genitales en forma exagerada o se niega a hacerlo.
·         Retroceso en el comportamiento: orinarse en la cama, chuparse el dedo o llorar mucho.
·         Cambios repentinos en su forma de ser (agresividad, irritabilidad, tristeza, aislamiento)
·         Desconfianza en los demás.
·         Temor a llegar a casa, huida de la casa.
·         Miedo a la presencia de ciertas personas, a quedarse solo (a) o a ser dejado (a) en ciertos lugares o con alguien en especial
·         Bajo rendimiento escolar en general.
·         Mala relación con los niños de su edad.
·         Interés extraordinario o conocimiento muy precoz sobre temas de actividad sexual.
Hay que señalar, todo niño (a) o adulto (a) que ha sufrido de incesto está afectado psicológicamente, por lo tanto, requiere psicoterapia, así hallan pasado muchos años desde ocurrió el abuso. Por las huellas que deja el incesto es importante tomar consciencia de que un tratamiento psicoterapéutico es fundamental. Si no se recupera la víctima, puede repetir, posteriormente, situaciones incestuosas (repetición transgeneracional), esto demuestra que tratar es también prevenir a que suceda en el futuro este fenómeno; el incesto está asociado a una dinámica familiar disfuncional, por esto, es importante que todo familiar afectado por estos hechos requiere ser atendido, igualmente, el abusador deberá contar con tratamiento psicoterapéutico porque es posible que haya sufrido también abuso sexual en su niñez o adolescencia.
IMPORTANCIA DE  LA PREVENCIÓN DEL  INCESTO
Desde una perspectiva psicológica y tal como lo señalan las investigaciones la prevención del incesto y del abuso sexual infantil se encuentra relacionada con las características del período de socialización en la familia, en especial con dos factores:
a. El fortalecimiento del yo del niño (a) y con ello de su identidad. Esto le permitirá el desenvolvimiento de sus recursos emocionales e intelectuales, el reconocimiento de su entorno y el desarrollo de estrategias de autocuidado. Este fortalecimiento se logra si el vínculo entre padres e hijos está caracterizado por el amor, el respeto mutuo, la seguridad, el cultivo de la autonomía y la independencia.
b. La canalización de los impulsos en especial, los eróticos, orientándolos hacia la exogamía.

MEDIDAS PREVENTIVAS FRENTE AL INCESTO
• Evitar el hacinamiento en la vivienda. De manera que, cada miembro de la familia disponga de su espacio. El hacinamiento se encuentra relacionado con la pobreza, sin embargo, aún en éstas condiciones se puede contribuir a que cada miembro de la familia tenga su dormitorio individual, dividiendo, separando las camas con muebles, cortinas, paneles, esteras, entre otros. Esto es importante, porque a partir de esta separación espacial el niño o la niña se discrimina, construye y fortalece su identidad.
• Evitar el colecho y la cohabitación porque no ayudan al proceso de construcción de la identidad en el niño. Y además, expone al niño(a) a presenciar la sexualidad de los padres en un momento y edad que no le permite entender lo que está pasando y lo confunde.
Definir con toda claridad los roles de las figuras parentales y miembros de la familia en correspondencia con la posición que ocupan y en un marco de respeto, diálogo y bienestar mutuo; tomando en cuenta las necesidades de sus miembros.
• Proporcionar una clara, precisa y adecuada información a los niños(as) con respecto a la sexualidad en la oportunidad y medida que éstos lo demanden. Los especialistas en psicología preventiva estiman que alrededor de los cuatro años los niños(as) comienzan a hacer preguntas en relación a la sexualidad. Estas deben ser respondidas con tranquilidad, claridad y de forma veraz.
• Favorecer la pertenencia de los niños(as) a grupos institucionalizados. Los grupos institucionalizados son aquellos que se caracterizan por tener una membresía proveniente de distintos estratos socioeconómicos y diferentes niveles etáreos. Por ejemplo: La Asociación de Boy Scouts, Clubes sociales o deportivos, entre otros. Esto les permitirá la incorporación de normas y valores del grupo favoreciendo el desarrollo de su autoestima y de las conductas de autocuidado.
• Verbalización de los sentimientos. Los padres cuando acarician a sus hijos deben expresar la ternura y el afecto que sienten en ese momento. Así, el niño(a) aprenderá que emociones, sentimientos y sensaciones corresponden a una caricia sin erotización y que sensaciones corresponden a una caricia erotizada.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada